Pilates terapéutico: beneficios para nuestra salud

Pilates terapéutico

Pilates terapéutico: beneficios para nuestra salud

El método Pilates es cada vez más conocido. Y esto es debido a los numerosos beneficios que aporta a nuestra salud. Sus ventajas pueden percibirlas en su propio cuerpo aquellos que han apostado por él. Así, su éxito llama a más y más personas que quieren mejorar su estado de salud física. Ahora bien: el Pilates terapéutico, si no difiere sustancialmente en las rutinas de ejercicios llevadas a cabo, sí lo hace en cuanto a los fines que persigue.

En este artículo, intentaremos diferenciar ambos conceptos, pilates y pilates terapéutico. Posteriormente, realizaremos una aproximación más detallada sobre este último; de este modo podremos abordar algunas de sus principales aportaciones para la mejora de nuestra salud.

 

pilates terapeutico

 

Pilates vs. Pilates terapéutico: ¿son el mismo método?

La respuesta a esta pregunta es sí, ambos son, en esencia, el mismo método; pero existen diferencias. En primer lugar, es necesario partir, aunque sea de forma breve, de una definición y caracterización del método Pilates. Es posible que lo conozcas, pero quizá se te escape algún dato de interés.

Tal y como afirmó Joseph Hubertus Pilates, creador del método que lleva su nombre, “un buen estado físico es el primer requisito para ser feliz”. Esta sentencia, sintetiza de algún modo todo su pensamiento. J. H. Pilates tuvo una salud débil durante su niñez, pero pronto dejó atrás sus enfermedades para convertirse en todo un atleta. Su padre lo fue, y él con el tiempo logró emularle. En concreto, logró destacar en disciplinas tan dispares como el boxeo, la natación o la gimnasia.

Sin embargo, quizá el suceso más significativo para el método que creó fue su internamiento en un campo de concentración. Pasó por ese trance en Inglaterra, durante la Primera Guerra Mundial, debido a su nacionalidad alemana. En ese momento fue cuando J. H. Pilates comenzó a crear adiestramientos especialmente pensados para espacios reducidos y con escasez de recursos.

De este modo, inició un camino que recorrería durante toda su vida. Él lo denominó Contrology, debido a la importancia que en él tiene el control del cuerpo a través de la mente. Por eso la relajación y la respiración tienen un papel central. Hoy, su método se conoce como el método Pilates, y posee millones de seguidores en todo el mundo.

 

Rutinas del método Pilates. Hacia el Pilates terapéutico

Una de sus discípulas, Mary Bowen, definió el método de su maestro como “una invitación a descubrir todos los tipos de movimientos que tu cuerpo puede hacer”. Y no pudo estar más en lo cierto. Al fin, los ejercicios están dirigidos fundamentalmente a incrementar la autoconciencia del propio cuerpo, para así mejorar en distintos aspectos. La mejora del equilibrio, la flexibilidad, la coordinación, la fuerza muscular… son algunas de los beneficios que experimentan los que practican el método Pilates.

Las rutinas de ejercicios pueden ser realizadas tanto en el suelo como empleando diversos aparatos accesorios (como pelotas o fitballs, aros, rodillos de espuma, bandas elásticas de resistencia, etc.). Estas conseguirán que controles y pongas en funcionamiento todo tu cuerpo, sacándole todo su potencial. Pilates se basó en su formación ecléctica, en su conocimiento sobre especialidades distintas como el yoga o la gimnasia, para crear su programa de entrenamiento. Así se explica el animal del que obtuvo su mayor inspiración: el gato.

Los ejercicios están encaminados a fortalecer el centro de energía (como él mismo lo denominaba), situado en la zona lumbar-abdominal, que repercute en el resto del cuerpo. Todos nuestros movimientos parten de este centro, que articula toda nuestra actividad. A partir de unos principios fundamentales, propone trabajar en la mejora el estado físico, y también mental, de una forma global.

El centro de energía es un concepto clave. Precisamente, uno de los principios sobre los que se constituye esta disciplina consiste en la centralización. Este principio se basa en el control sobre esta área estratégica del cuerpo. También, como antes dijimos, es fundamental la respiración. Otros de sus principios fundamentales son la alineación postural, la concentración mental en las zonas del cuerpo que se trabajan, la precisión en los movimientos ejecutados o la fluidez de los mismos.

 

Pilates terapéutico: una opción idónea para la rehabilitación física

Llegados a este punto, resulta evidente que el método Pilates es capaz de proveer múltiples beneficios para nuestra salud. Por eso, no es de extrañar que artistas, deportistas y muchos otros profesionales que dependen de su cuerpo hayan confiado en él. Sin embargo, este método puede ir más allá; adaptado a la persona y sus características propias, el Pilates terapéutico puede servir para aliviar una determinada dolencia y trabajar para su recuperación.

El Pilates terapéutico no requiere de nuevas rutinas de ejercicios. Tan solo se trata de la adaptación del método tradicional a las necesidades específicas de cada paciente: lumbalgias, cervicalgias, pubalgias, escoliosis… En muchas ocasiones, se aplica en la recuperación de lesiones tras una operación.

De este modo, el Pilates terapéutico puede ser muy beneficioso para lograr la rehabilitación de lesiones del aparato locomotor, prevenir recaídas y mejorar los movimientos y las posturas. En definitiva, resulta un perfecto aliado para profesionales de la medicina y la fisioterapia para tratar distinto tipos de dolencias y fomentar la salud corporal de sus pacientes.

Después de realizar una valoración profesional, el especialista es capaz de determinar qué rutinas de ejercicios son las más convenientes para tratar tu lesión. En Ritmo Sevilla, disponemos de fisioterapeutas especializados en este método. Si quieres conocer cómo puedes beneficiarte del método Pilates, es necesario conocer tus necesidades concretas. Por eso, no dudes en contactar con nosotros. Así podremos realizar un diagnóstico y pronto podrás comenzar a realizar los ejercicios que mejorarán tu salud corporal.

 

pilates terapeutico

 

Ritmo Sevilla, especialistas en Pilates terapéutico

En Ritmo Sevilla, tienes a tu disposición en Sevilla a nuestro equipo de fisioterapeutas, profesionales cualificados con una amplia experiencia en esta disciplina. En nuestro centro, puedes sumarte a nuestras clases de Pilates terapéutico, que no superan nunca las 5 personas; o bien, puedes contar con nosotros para visitas a domicilio.

Asimismo, puedes contar con nosotros si estas embarazada. Disponemos de clases de Pilates para embarazadas, con ejercicios completamente adaptados.

Otros artículos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies