Osteopatía para bebés

Osteopatía para bebés

Osteopatía para bebés

¿Cómo nació la Osteopatía para bebés?

La osteopatía es un tipo de medicina alternativa que surgió a finales del siglo XIX a manos del médico estadounidense Andrew Taylor Still. Él estaba decepcionado del concepto de la medicina tradicional porque a su juicio solo se basaba en los medicamentos para curar las enfermedades.

Al presenciar la muerte de tres de sus hijos a causa de meningitis, Taylor Still se replanteó los principios de la medicina para buscar un sistema para abordar las enfermedades. Tras varios años de estudio, propuso la osteopatía como método distinto de la profesión.

 

¿En qué consiste la Osteopatía para bebés?

La Osteopatía para bebés se enfoca esencialmente en el masaje y otras manipulaciones físicas del tejido muscular y los huesos.

En líneas generales la Osteopatía para bebés, consiste en recuperar el equilibrio corporal que se ha perdido a través de la reactivación de sus mecanismos de autocuración. Para lo que son necesarias diversas técnicas terapéuticas como manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de estiramiento, entre otras.

Osteopatía para bebés, se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo trabajan en conjunto, así que están relacionados y por tanto los trastornos de un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros.

 

Osteopatía para bebés

A su vez existe la Osteopatía para bebés, dirigida a curar problemas como cólicos, estreñimiento, diarréas, reflujo gastroesofágico. También provoca tortícolis congénito, bronquiolitis, trastornos del sueño, asma e hiperactividad. Estas afecciones también pueden perjudicar directamente al entorno familiar del pequeño.

En la Osteopatía para bebés el médico aplica las técnicas de “escucha” e “inducción”. De este modo interpreta lo que ocurre en el cuerpo del bebé y qué partes presentan restricciones del tejido. Entonces devuelve, de manera casi imperceptible, el movimiento y la calidad al tejido y elimina las tensiones.

El tratamiento de la Osteopatía para bebés puede ser aplicado en los primeros seis meses de vida. Pues las técnicas, en este caso, suelen ser más efectivas. Sin embargo, el tratamiento se puede iniciar a cualquier edad porque también está dirigida a los adultos.

 

Desde el embarazo

Asimismo hay padres que prefieren ir al osteópata incluso desde el embarazo, una manera de que la mujer se adapte mejor a los cambios que sufre en esta etapa, lo cual favorecerá el nacimiento del bebé. En muchos países, el osteópata está en la sala de partos. Donde desempeña una labor complementaria a la del médico.

La Osteopatía para bebés es positiva con afecciones como la otitis: con sus maniobras es posible reducir el dolor del pequeño. Para ello normaliza el movimiento de los huesos craneales.

A su vez mejora la capacidad respiratoria de un bebé que sufra de asma, también a través de masajes y tratamientos que permitan al cuerpo autocurarse.

Puede ocurrir que tu bebé tenga muchas dolencias y que ni siquiera con el pediatra consigas soluciones. Una opción en este caso es que lo lleves a sesiones de osteopatía. Donde probablemente podrán aliviar sus afecciones.

El osteópata solo te preguntará sobre tu embarazo, el parto y los síntomas de tu hijo. Luego examinará la pelvis del bebé y su cráneo. Las manipulaciones craneales se llevan a cabo siempre con delicadeza y precisión. De cero a 3 meses, los huesos del cráneo son maleables, así que el tratamiento es más fácil.

A pesar de que no es una de las disciplinas más aceptadas en la medicina occidental. La osteopatía se ha convertido en una importante opción para los padres que no hallan la cura para sus hijos.

 

Si necesitas un fisioterapeuta, contacta con nosotros

 


¿Es la primera vez que entras en nuestra web?

¿Dónde nos conociste?



Cumplimiento con la protección de datos
De conformidad con lo establecido en la normativa vigente en Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que nos ha proporcionado serán incorporados a un fichero cuyo responsable es Ritmo Sevilla. (CIF: 28806865D y domicilio social Residencial Oriente Avenida Kansas City 28, local 1 (Sevilla), España) con la finalidad de tramitar su solicitud de suscripción y poder remitirle periódicamente información de su interés, manteniéndole informado mediante comunicaciones comerciales electrónicas sobre nuestros productos y servicios. La legitimación se deriva de la existencia de una relación contractual, interés legítimo y consentimiento, según cada finalidad y posible cesión. De acuerdo con los derechos que le confiere la normativa vigente en protección de datos podrá ejercer los derechos de Acceso, Rectificación, Portabilidad, Limitación de tratamiento, Supresión o, en su caso, Oposición conforme se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web https://ritmosevilla.es/politica-de-privacidad/


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies