Blog

Home»Sin categoría»¿Qué desayuno?

¿Qué desayuno?

Seguramente, el que más y el que menos habrá tenido la duda sobre cuál es el mejor desayuno y a qué hora debemos hacerlo.

No hay un desayuno ni momento de la mañana perfecto, está estrechamente ligado a nuestro objetivo y modo de vida.

Todo desayuno merece una buena proporción de hidratos de carbono, proteínas y en menor medida, grasas. Dependiendo de la actividad de cada persona la proporción, sobre todo de los hidratos, es la que va a variar. Recordad que son la gasolina de nuestro cuerpo.

Como buenas fuentes de hidratos de carbono, tenemos los complejos, de índice glucémico bajo, que irán aportándonos energía de forma sostenida a lo largo de la mañana. En este grupo los más comunes y apropiados son:

– Avena

– Cereales, muesli, etc.

– Pan, preferiblemente integral (elaborado con harinas integrales)

– Frutos secos (también aportan grasas buenas)

Las mejores fuentes de proteínas que solemos encontrar son:

– Lácteos (también son una buena fuente de calcio)

– Productos cárnicos (pavo, jamón york, jamón serrano, etc)

– Huevos

Por último, las grasas:

– Aceite de oliva virgen extra.

– Frutos secos

A grosso modo os propongo ejemplos, teniendo en cuenta los tipos de pacientes que acuden a mi consulta y nuestras costumbres.

Siempre recomiendo incluir una ingesta de avena a todas las personas, independientemente de su actividad, por su numerosos beneficios, entre el que destaco que agiliza y equilibra bastante el metabolismo. A media mañana, pasadas unas tres horas, es conveniente una ingesta que también dependerá mucho de la actividad.

-Persona muy activa: Zumo de naranja natural, café con leche, 3 cucharadas soperas de avena, una tostada de pan de centeno con jamón york o pavo, tomate y un chorrito de aceite virgen extra de oliva. A media mañana, un sandwich de pavo, un puñado chico de nueces y una o dos piezas de fruta de temporada.
-Persona activa: Zumo de naranja natural, café con leche desnatada, una o dos cucharadas de avena, media tostada en pan de centeno con pavo y tomate (podría incluir un poco de aceite de oliva). A media mañana una o dos piezas de fruta de temporada, medio puñado de frutos secos tostados o crudos y una barrita de muesli o dos tortitas de arroz.
-Persona sedentaria: Zumo de naranja natural, café solo o cortado, una cucharada de avena, media tostada en pan de centeno con pavo y tomate. A media mañana medio puñado de frutos secos tostados o crudos y una o dos piezas de fruta hipocalórica (manzana, pera, naranja, etc.)
Recordad que si vamos a ir al gimnasio después de desayunar debemos tener la digestión hecha. Para que esta sea más rápida sustituiremos los productos integrales por normales y tomaremos el zumo natural una vez salgamos de entrenar junto con un desayuno algo más contundente. En este caso el primer desayuno debe ser más ligero para evitar molestias durante el entrenamiento.

Por último os recuerdo la importancia de hacer al menos 5 comidas al día sin dejar que pasen más de 3,5 horas entre ellas. Esto acelera el metabolismo y en contra de lo que muchos piensan ayuda a adelgazar y mantenerse equilibrado.

¡Espero haberos sacos de dudas!

No olvidéis que en Ritmo estamos a vuestra disposición y nos encargaremos de personalizaros la dieta a vuestro estilo de vida.

Escrito por

El autor no tiene ninguna información en su perfil todavía

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies